Manual de instrucciones de blogscriptum

¿Quién soy?




Foto de Guillem Trius, cedida.


PERFIL:
3. m. Conjunto de rasgos peculiares que caracterizan a alguien o algo.

Asomado al balcón de Palacio que da vista al oeste madrileño, desde donde se ven los límites verdes de esta ciudad, me he sentado a pensar y reclamar la parte que me corresponde a estas alturas:  un solo haz de sol; un campo verde, pequeño; algo de sosiego con un poco de pan y agua - a ser posible- y algún difuso pensamiento que paso ahora a relatar:

-       Primero (recuerdos):

En el trastero del espíritu, descuidadamente arrinconado, guardo varias cosas íntimas: el recuerdo de un beso agradable (el primero); la memoria de un teatro infantil que es el escenario antiguo de mi casa, de luces tenues, azuladas, lunares; una música heredada e invisible; y el galopar del corazón latiendo a trompicones, en un hablar tartamudo e inseguro, después de algún éxito pequeño.

-       Segundo (agradecimientos):

Ahora agradezco el placer que obtuve  de alguna que otra sombra (recuerdo que no me conformé con cualquier encina); no haber exigido nada a los demás; no haberme arrepentido de llegar a conocerme; saber sentir, de alguna forma distinta, la monotonía de cada día, más que nada para que no duela; conseguir apretarme yo solo el cordón de mis zapatos y huir con dignidad de la tentación de dar a los demás las limosnas de un lenguaje vulgar.

-       Tercero (objetivos) :

Me he esforzado en  evitar el ansia de cosas imposibles, pues no pretendo ser un héroe; en renegar de añoranzas de lo que no ha sido, pues no pretendo ser un ingenuo amante y en no codiciar el deseo de un “tal vez” inaudito, pues no pretendo ser un estúpido feliz.

Todos estos (tres) son gestos cansados del alma, que no dejan pensar, que no dejan hacer, que no dejan ser.

En esta tarde de estío, al final de este día, ahora que corre una vaga brisa, me doy cuenta que mi autobiografía está formada de dos o tres fragmentos, apenas cuatro párrafos, de una lectura no excesivamente complicada.

Poco importa mi perfil, aunque hay unos aspectos básicos de mi vida:

Mi familia, la dada y la creada; La música de Bach; las berenjenas de Almagro; la cerveza trapense; Tomás Luis de Vitoria mientras trabajo; el mar (mi madre casi pare en el agua); la cabeza de mi hija sobre mi tripa mientras duerme y las manos de mi hijo cuando me lava el pelo. Me gusta arrancar la jara mientras camino por el campo. Y la nuca de Eva, por centrarme en algo y no ser cursi.

Lo demás poco importa; dónde trabajo o mi curriculum profesional  se puede encontrar en Google.  Mi nombre es Enrique de la Peña Zarzuelo, alias blogscriptum y nací el 20 de septiembre de 1971.