Manual de instrucciones de blogscriptum

lunes, 31 de diciembre de 2012

¡Vete y no vuelvas!



Instantánea tomada esta mañana a primera hora. Me he dado de bruces con este agradable anciano que ha tenido a bien dedicarme su última perla. Con este bonito gesto y un gruñido cavernario se ha despedido. ¡Vete en paz, desgraciado! Le he espetado yo a la cara, y me parece que me ha hecho caso, porque paso a paso, con el ritmo del tic-tac de mi reloj se ha ido alejando ¡Vete y no vuelvas!

Y a todos vosotros, amigos reales/virtuales/anónimos mis mejores deseos, espero que podamos encontrarnos a la vuelta de la esquina con una dulce y amante joven. Y el que prefiera macho, macho y el que prefiera efebo, pues efebo, y así sucesivamente.

  Sospecho que la vida continuará siendo difícil, la intolerancia abundante y la violencia implacable. Con todo el balance total de los dramas humanos será positivo. En el futuro que se desdobla entre nosotros se vislumbran más y más hombres y mujeres que persiguen la convivencia y la felicidad, mientras construyen sus vidas juntos como seres libres, iguales, seguros de si mismos, racionales, generosos y convencidos del poder de la bondad.

Luis Rojas Marcos, Las semillas de la violencia
(Espasa-Calpe, Madrid, 1995, pp 221)

Feliz 2014, porque del 2013...no me fio.

viernes, 28 de diciembre de 2012

El modo en que despiertas


Tendido a lo largo de tu cuerpo  espero al sol
que nace cansado de antemano,
viendo como se cuela  por la ventana
sin que  te des cuenta
arrastrando sobre ti su colcha tenuemente.

Suavidad, parsimonia y tu sonrisa ingrávida
destapan los recuerdos de la noche,
las sábanas de estelas enrasadas
para poder sentir tu latido al lado mío
y ver que todo está bien una vez mas.

De la lucha a muerte de anoche
sólo quedan cicatrices en el aire,
el sinuoso camino del espasmo
lo recorrimos juntos de la mano
trueques de labios, buscando lamer
la huella de la otra boca
y al final de la locura melodiosa
sólo voló una sonrisa muda
que quiso levantarse
refrescar el aire,
renovar la luz.

Las manos en la sombra
cumplen su oficio esta mañana,
lanzan puentes levadizos incansables
saliva ardiendo entre mi piel
en mis oídos y por mis ojos,
entre tu luz
y el resto del mundo al que sólo tu
pones límites.

Esta mañana que se levanta entre nosotros
no posee ni más astros ni más mundos
que los que giran en torno a tu cuello
todo es niebla
todo oscuro,
más allá de ti, todo es bruma.

La realidad es que esta habitación
está muerta más allá de tu boca
para esta soledad de cuatro paredes
el sol no sirve ni calienta.


A Eva.
Blogscriptum





jueves, 27 de diciembre de 2012

Ligero de equipaje


España se desangra. Otra vez.

Lo que condiciona las posibilidades de progresión, prosperidad y convivencia de un país, entre otras cosas, no es el pasado sino la razón de ser de quienes lo habitan, la voluntad política de hacer del presente un territorio moral, un lugar hospitalario para todos. Es un delito, por no decir que es inmoral, que esta voluntad política obvie los errores cometidos en el pasado.

En Coulliere hay una tumba modesta, tan sólo una lápida colocada en el suelo. El nombre de su propietario, dos fechas  1875 - 1939 y sobre ellas casi siempre, por no decir siempre,  unas flores acompañadas de un verso:

Y cuando llegue el día del último viaje
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontrareis a bordo ligero de equipaje
casi desnudo, como los hijos del mar.

La historia, no por bien conocida, debe ser dejada de contar. En Colliure, al borde del mar, descansó finalmente Antonio Machado tras un largo, alucinado, interminable y vejatorio  viaje desde Barcelona, a través de los Pirineos, finalizando allí donde el mar pudo, finalmente, lamerle las heridas del desprecio.

Seguro  que de cara al mar, con el sombrero en una mano y el bastón en la otra pensó en los primeros versos del que sería su primer poema en el exilio y que su hermano José encontró en su gabán: Estos días azules y este sol de la infancia… En el mismo bolsillo y junto con el papel que recogía esta frase, este verso empezado y ya nunca terminado, otro papel recogía el primer verso del monólogo de Hamlet. Ser o no ser. Un tercer papel en su gabán contenía un verso de Otras canciones de Guiomar, algo modificados:

Y te daré mi canción
“se canta lo que se pierde”
Con un papagayo verde
Que le diga en tu balcón.

Seguro  que de cara al mar, con el sombrero en una mano y el bastón en la otra imaginó como nunca un patio sevillano o un campo de Castilla, pero más que nunca supo, de cara al mar, de la vida, del dolor, de la pérdida y de los sueños que se pierden.

En el mismo día que el Presidente de la Comunidad de Madrid reclama una regulación de la ley de huelga, solicitando a quien corresponda (como si no supiera que su partido cuenta con mayoría absoluta) la puesta en marcha de las disposiciones que la regulen (limiten); en el mismo día en que se aprueba la externalización de la gestión (privatización) de nuestro sistema sanitario, por su sola voluntad, sin consenso y por décadas futuras; en este mismo día, dos días después de que haya obtenido su Doctorado en Medicina mi compañero Miguel, la gerencia de mi hospital decide no renovar su contrato. Miguel se movió inteligentemente desde hace meses, fue previsor. Miguel comienza el día dos de enero en Oxford otra vida y otros sueños. Creedme, Miguel no es el único caso. No nos podemos permitir perder a estas personas. Es el mismo error del pasado. Es un delito. Es inmoral. España se desangra. Otra vez.

Y yo, mientras tanto, ando preparando mi salto de este tren, porque no me gusta la dirección que lleva. Así es.




domingo, 23 de diciembre de 2012

Mensaje de Navidad



Idea original: Blogscriptum
Guión adaptado: Svijest
Ayudante de cámara: Eva
Dirección: Blogscriptum

viernes, 21 de diciembre de 2012

Hacia la recta final


Noticias que no le importan a nadie:

El próximo 31 de diciembre casi de puntillas la Agencia Laín Entralgo cerrará sus puertas. Esta Agencia, dependiente de la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid creada para la formación, la Investigación y los Estudios Sanitarios echará el candado a su futuro y apagará las luces más importantes de todo el sistema sanitario, las del conocimiento.
Pero esto no le importa a nadie porque no afecta a las consultas, a los quirófanos y a las demandas de una sociedad preocupada de respirar, de sacar la cabeza del pozo de miseria en el que pretenden -y lo están consiguiendo- hundir nuestra autoestima.

Tengo unas preguntas:

¿Qué tipo de futuro nos espera si asumimos que el conocimiento es prescindible?
¿Qué tipo de gestores nos dirigen que consideran no rentable la luz de la ciencia y  la investigación?
¿Qué parámetros utilizan para considerar que el saber es o no es rentable?
¿Qué armas nos quedan para defender el bastión de la formación de nuestros hijos?
¿Cómo podremos caminar en la más absoluta y fría de las oscuridades: la ignominia y la incultura?
¿Cómo confiar en la clase dirigente que ignora la importancia y el valor de los servicios públicos?
¿Cómo luchar contra aquellos que no ven en estos servicios el catalizador de la armonía entre las personas con diferencias culturales, económicas y sociales?
¿Cómo hacerles ver que su error es de proporciones gigantescas y que su paso es hacia atrás, más atrás que nunca?

¿Cómo se puede cerrar un organismo que vela por la Formación, la Investigación y los Estudios y no morir acto seguido de vergüenza? Este es el mayor fracaso de toda la crisis. Asumir que el conocimiento es prescindible. Un mal menor.

Me esfuerzo en explicarles a mis hijos que los monstruos no existen. Que los malos de cara verde y pelo morado no son sino producto de la imaginación y que sólo el esfuerzo, el saber y el trabajo les harán superar todos esos miedos que  anquilosan y paralizan. Pero no sé si estoy equivocado, no sé si cambiar el final de este cuento que muchas noches les leo, porque si…los malos existen.

Y que cada uno le ponga al malo la cara que quiera.