Manual de instrucciones de blogscriptum

martes, 29 de mayo de 2012

Mándate una carta...




Hoy ha sido un día largo, largo y duro, malhumorado diría yo.  Noticias malhumoradas, pacientes malhumorados, asuntos malhumorados, y decisiones malhumoradas.
He abierto el correo esperando encontrarme con cartas malhumoradas pero...todo se ha arreglado finalmente. He recibido una carta que me envié a mi mismo hace unos días. Estoy cansado de recibir cartas odiosas de asuntos odiosos y ha sido una grata sorpresa recibir este poema de José Luis García Martín. Después me he lanzado a buscar un tema que pudiese acompañarla mientras me la he releído y he encontrado a Shostacovich.
Si no recibís cartas agradables por correo ordinario os recomiendo este sistema. No es triste, no. No creáis que me he vuelto loco, no. Simplemente me encanta meter el dedo índice por la solapa del sobre y rasgarlo, y si las palabras  que habéis elegido son buenas, del interior sale un perfume que es muy parecido a ese olor que tanto os gusta.
Mañana me mandaré una postal de algún lugar Atlántico y exótico desde el que  me gustaría escribir si fuese secuestrado a punta de besos. Una foto mía,  feliz y  sonriente con un periódico del día que atestigüe que sigo vivo y respirando.

Remedios para melancólicos de J.L. García Martín.

Cuando me veas deprimido, ansioso, malhumorado,
todo lo que tienes que hacer es quitarte la ropa,
y entonces brilla el sol y se revela el secreto:
que somos carne y respiramos y estamos
cerca el uno del otro.
Tu desnudez me vuelve invulnerable.
La lógica podrida, el corazón
borroso, gangrenadas tardes se curan
con la simetría perfecta de tus brazos y piernas.
Extendidos forman un círculo eterno, sendas
hacia una playa sola, la rúbrica de un Dios.
Todo lo que no eres tú, todo lo que no soy yo
deja de tener importancia: el dolor,
el sin sentimiento, el asco, son nimiedades
que nada tienen que ver con la vida.
Cuando me veas agonizante, quítate la ropa.
Aunque estuviera muerto resucitaría.




viernes, 25 de mayo de 2012

Dejadnos en paz...




Año 2032 ha estallado la burbuja inmobiliaria otra vez. Los bancos sacan a la luz sus millones en pasivos. La gente se había hipotecado para garantizarse una digna vida eterna, por encima de sus posibilidades, y la tasa de morosidad se dispara nuevamente a valores de hace dos décadas. Afloran miles de inmuebles desocupados que están hipotecados a promotores que nunca devolverán sus préstamos. Los estados, que han promovido el deseo de que todos alcancen una digna morada, por encima de sus posibilidades, salen al rescate de estos bancos, que habían repartido dividendos a sus accionistas durante lustros (incluidos estos promotores)  para intentar que la gente tenga de una puta vez un sitio dónde caerse muerta. Para ello solicitan el esfuerzo de los que viven y el sacrificio a futuro de los que están por venir. Próximo avance informativo en el 2052.

El hombre invisible




La ciencia ficción ha estado siempre interesada por este asunto, desde la película de James Whale de 1933 hasta la secuela de Paul Verhoeven de 2000, casi siempre orientada hacia la consecución del mal a través de la invisibilidad de sus protagonistas.

Leo hoy en la prensa que andan a estas alturas preocupados con la invisibilidad. Sébastien Guenneau, del centro francés de investigaciones científicas presentó ayer junto con otros tres sabios en la materia los últimos avances en invisibilidad. 
“Podemos hacernos todo tipo de preguntas filosóficas al respecto, pero hoy ya sabemos que somos capaces de conseguirlo”, asegura “la capacidad para camuflar u ocultar objetos de manera que la vista no los lea ya existe, lo interesante es la cantidad de puertas que abre el hallazgo”. Para nosotros, los físicos, es realmente magia», explicó André de Lustrac, investigador del centro y profesor del instituto de electrónica fundamental.

Ahora los científicos están trabajando en los metamateriales que consiguen ocultar los objetos al impedir que las ondas de luz reboten para luego ser captadas por nuestra retina. Una especie de cobertura “agujero negro”, una ilusión óptica que ocultaría las cosas. Según Claude Amra, director de investigación en el Instituto Fresnel, “la materia no desaparece realmente, sino que es protegida por el material que se interpone entre esta y el ojo humano”.

Esta imagen que muestro hoy, tomada en el metro, pone en cuestión la originalidad del trabajo de estos autores. A diario la gente camina oculta en una nebulosa de invisibilidad. El anonimato y la falta de compromiso, la vida en nuestros respectivos nichos ecológicos. La argumentación de la individualidad como recurso para escapar de los problemas que nos son “ajenos”, la negación del otro. El darwinismo  elevado a la enésima potencia, la globalización que nos hace clónicos para pasar luego a ser invisibles por ser iguales al de al lado. La instrospección colectiva, la indolencia.Son todas ellas formas de invisibilidad que desde hace años son la práctica habitual.

SVIJEST: Hoy si me has gustado.
BLOGSXRITUM: ¿Ayer no?

SVIJEST: No, demasiado explicito, algo vulgar.

BLOGSCRIPTUM: Vaya, lo siento pensé que era original.

SVIJEST: No, tuve que recurrir al primperan, ayer el paracetamol no me hubiese hecho nada por el revoltijo de estómago.

BLOGSCRIPTUM: Hombre, muchas gracias ¿Y tú?... ¿Te crees especial?

SVIJEST: Especial no, me encanta ser diferente porque así me hago visible

BLOGSCRIPTUM: Por eso te quiero.

SVIJEST: Voy a llorar.

BLOGSCRIPTUM: Lloremos juntos.

SVIJEST: Ni lo sueñes…





miércoles, 23 de mayo de 2012

¡ Ariadna!, oh mi Ariadna...


Teseo

Querida Ariadna:

Hace ya mucho tiempo que salí en busca de la bestia para hacerme sagrado contigo y vivir así también el sagrado fuego del festín de los dioses, la eternidad a tu lado. Me desnudé antes de entrar para crucificarme por ti y que clavaran  en mi corazón el secreto de tu propio corazón, buscar contigo la paz, el placer y la dicha, por siempre.
Ahora que ando perdido, por lugares por los que seguro ya he transitado, recuerdo cuando nos amábamos en decenas de formas diferentes, noche tras noche. Creo que los mismos Dioses del Olimpo formularon combinaciones de constelaciones que venían a imitar nuestras posturas.

Estremecida encima mío, golpeabas mi cuerpo con la vehemencia con la que golpea el mar el acantilado de Thásos. Irrefrenable martilleo de olas de Egeo rabioso que poseen la fuerza acumulada de millares de años. Tu me recibías con el anhelo prisionero de lo inevitable y en tu respiración trabajosa y ávida  se presagiaba la inquietud de la siguiente ola que había de venirte, queriendo tallar la roca de tu cuerpo. La voracidad más salvaje crecía en mi pecho cuando me poseías y  estallaba en mi  la impaciencia y el desasosiego por poder beber, tendidos en el suelo, olor a campo y mar de fondo, el rocío de tu vientre en el mismo límite del monte de mis deseos al que la diosa da su nombre. Recuerdo nuestra inquietud, la espuma de un hervidero, la impaciencia y la angustia  cuando veíamos el alba aproximarse. Después te alejabas entre las sombras infinitas que se proyectaban colina abajo surgidas desde los olivos  con los últimos rayos lunares.

Aún me estremezco al recordar tu fina piel de mármol que impasible soportaba  la envestida del roquedal de mis impulsos. Nuestros gritos exhalados en una neurótica ansiedad exageraban la pasión más profunda y no imaginada. Nuestros cuerpos se movían al inicio del encuentro en un naciente manantial de caricias, con la vitalidad propia del alma joven; luego crecían rítmicos, paulatinos y confluentes en miles de arroyos de humedad y recovecos, con la pasión del cuerpo adulto y se deshacían finalmente en deltas lánguidos de gemidos apagados de madurez serena. Nacíamos para morir juntos en el mar de nuestros instintos.

Imagino que esperas allá afuera con la misma nostalgia con la que yo sueño cada noche  inventar combinaciones de cuerpos enmarañados que inspiren a nuestros Dioses  nuevas constelaciones del firmamento.

Blogscriptum:
El equipo de Investigación de Blogscriptum ha regresado de Creta esta misma noche. Aportamos hoy un valiosísimo documento que durante las últimas 12 horas ha estado siendo traducido e interpretando en el laboratorio.
Se trata de una nota litográfica que ha aparecido junto a un esqueleto humano que tenía lo que aparentemente parecía un cordel de unos 15 metros, con su extremo distal roto. A unos 20 metros de este esqueleto se ha hallado otro de un animal que bien pudiera ser el de un toro de grandísimo tamaño.
Las interpretaciones sobre estos hallazgos están siendo objeto de análisis en estos momentos.

martes, 22 de mayo de 2012

Aquí te espero



¿Y si este chico es tonto?, ¿Y si no hay minotauro ni nada?, ¿Y si no es tan fiero el minotauro y se lo está montando con él?...hoy ya se sabe...todo el mundo es muy rarito. ¿Y si hay una puerta detrás y los Atenieses no volvían porque cruzaban a nado a las Islas?...¿Y si llevo 2000 y pico años haciendo el gilipollas? ¿y si está tejiendo una horrorosa bufanda?.
Teseo...Teseo...¡Me cago en la leche!, como salga me va a oir.


lunes, 21 de mayo de 2012

La medida de tres palabras







Esta mañana he paseado por Madrid antes de ir a trabajar; era pronto, aún no era hoy. Las calles perezosas, salientes de sábado de estragos y domingo de nubes de plomo y charcos de aceite y agua, me han dejado pasear. Poco importa un despistado más, se han dicho.

Ella se ha acercado a mi, con la soberbia que le da saber que aún yo he de caer en mi vida en los errores que ella cometió y ya ni recuerda y la tranquilidad de que ninguno de ellos la puso donde no quiso estar. 

Primero ha escupido al suelo pues sabe que el destino que le queda por forjar no va más allá de la elección medrosa del color del pañuelo que usa, no para tapar las canas, sino para evitar que le caguen las palomas en el pelo más de lo que ya le ha cagado la vida. El gargajo le venía del alma y el suelo se ha ganado toda su mala leche reconcentrada. 

Después se ha acercado a mí y me ha escupido tres palabras a la cara, elevando sus dedos en pinza, tres palabras, tres, con dulce saña: "esto hijo, esto". Sí, eso me ha dicho para luego darse la vuelta y caminar Fuencarral arriba después de hacerle esta  foto  y comenzar yo a rodar Gran Vía abajo.

No entiendo el tamaño de la horquilla de sus dedos y aún sigo pensando si me he quedado corto o me he pasado en algo, y espero encontrar, cuando pare de rodar, la respuesta a si se refiere a mi sentido común o mi desafecto, respectivamente. A lo mejor no se refiere a mí, y se refiere a todos. He decidido no ir a trabajar. Sigo bebiendo solo y sólo a altas horas de la noche. Ya dejé el whisky. El café me resulta hipnótico. Lo absurdo del día a día es lo que me excita. Hasta la taquicardia.

domingo, 20 de mayo de 2012

Oveja descarriada





Me cago en la leche, ¿me vuelvo o no me vuelvo?. Si es que vais como tontas a no se dónde.  Siempre he seguido a pies juntillas la idea de Livingston: me iría a cualquier parte con tal de ir hacia delante, pero es que no tengo muy claro que estéis yendo hacia delante. ¿No veis que hacia allá no se ve nada?. ¿Pero no os dais cuenta?. Pero ¡coño!, esperad ¡Que os estáis equivocando! ¿No veis que estáis pisando vuestras propias boñigas? ¿No veis que ya habéis pasado por allí?. Vuestro culo es el último espectáculo que deseo ver. Me daré la vuelta y caminaré hacia levante. Es el único camino. Seguid cegadas por el sol caduco y que se oculta. Las luces ya marchitas, el tiempo que se acaba. Mi ruta es el alba que se viene, la luz que mañana se nos estrena. No mandéis a nadie a por mí. ¿Y el pastor?...pues ni está ni se le espera. Hace tiempo que desconfiaba de él. Ahora simplemente nos dejó. Que os den. Amen.



viernes, 18 de mayo de 2012

¡Hay que quemarla!, es una bruja...



BLOGSCRIPTUM: Estoy molesto y preocupado, siento una sensación de opresión y malestar, un disconfort poco definido pero que me hace estar incomodo, un dolor sordo, en fin, un no se qué, un qué se yo.
SVIJEST. Querido, el médico eres tú pero por tu descripción caben dos posibilidades, si te refieres a tu recto son hemorroides y si te refieres a tu conciencia es remordimiento, que para el caso es lo mismo.
BLOGSCRIPTUM: ¿Cómo que lo mismo?
SVIJEST. Bueno…si…los remordimientos son las hemorroides del alma.
BLOGSCRIPTUM: En fin, visto así…es posible pero al menos estas hemorroides, como tu dices, no sangran al terminar de…
SVIJEST: ¿Acaso te crees que tu conciencia se puede limpiar con papel, después de haberla cagado angelito?...pero bueno, dime criatura, ¿qué te turba?
BLOGSCRIPTUM. Pues que he traicionado mis principios.
SVIJEST: ¡Oh cielos!, ya empezamos… cualquiera que venga siguiendo nuestras conversaciones sabe qué viene ahora…me levanto del sillón y me voy hacia la nevera a por hielos para ponerme un paracetamol on the rocks… ¿Tu tienes de eso?
BLOGSCRIPTUM: ¿Paracetamol?
SVIJEST: No, estúpido, principios.
BLOGSCRIPTUM: Bueno, no es que haya traicionado mis principios, en realidad creo que  Dios existe aunque por momentos no lo parezca, realmente creo que lo que he traicionado es mi natural tendencia a mantener las tradiciones. Estoy cambiando.
SVIJEST: ¿Tradiciones?, las tradiciones son malas soluciones creadas para problemas que ya hemos olvidado, pero ¿podrías ser más concreto?, ¿te refieres al tradicional roscón de reyes?
BLOGSCRIPTUM: Más o menos…me refiero a la monarquía.
SVIJEST: ¡COÑO!, otro que se apunta a la moda de meterse con la institución…
BLOGSCRIPTUM: ¿Crees que está de moda?
SVIJEST: Desde luego creo que hay gente convencida y creo que hay gente oportunista, que perdería el culo por besar las manos a más de uno, dos segundos después de pedir para el la guillotina.
BLOGSCRIPTUM:  Es que es una cagada tras otra…
SVIJEST: Mira, lo que pasa es que esa Casa se ha llenado de gente amateur.
BLOGSCRIPTUM: ¿A qué te refieres?
SVIJEST: Es el sino de este país: los políticos se meten a banqueros, los jueces a políticos, los futbolistas a periodistas, los cantantes a presentadores, los actores de teatro a diputados, y para rematar los deportistas a aristócratas… y así nos va. Que nadie tiene ni puta idea de lo que está haciendo.
BLOGSCRIPTUM: Ya… bueno…no te enfades a lo mejor mi cambio respecto del concepto que tenía sobre la utilidad de la monarquía y lo que representa es...un progreso. Por eso está de moda. Estamos progresando.
SVIJEST: Es verdad, progresamos. Las cosas van cada vez peor a mayor velocidad. Mira tú por ejemplo…¿qué leches haces escribiendo?
BLOGSCRIPTUM: Bueno…lo siento…lo hago poco y en mis ratos libres. Y además esto de escribir me hará perdurar y prosperar personalmente.
SVIJEST: Afortunadamente lo haces poco amigo, afortunadamente; y ten en cuenta que todo perdura y prospera en proporción inversa a su validez y solidez. De todos modos te doy la razón y creo que en este País tenemos una especial facilidad para hacer juicios sumarísimos y sino mira este video que he encontrado de una plaza de hace unos días.